Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
21 de mayo de 2018
 
Departamentos
Gestión de Redes y Telecomunicación
Gestión de Desarrollos y Sistemas Tecnológicos
Gestión de Servicios y Soporte Técnico
Gestión y Control de TIC
Más Diticluz
Servicio de internet
Soporte técnico
Proyectos de la dirección
Descargas
Telefonía IP
Contacto
Info Diticluz

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Nuevo método de seguridad en Internet más capaz de distinguir hombres y máquinas PDF Imprimir Correo

Los bots o robots de Internet campan a sus anchas por la red, y no siempre con fines positivos. Sin embargo, los diseñadores de seguridad web siguen teniendo una ventaja sobre aquellos programas automatizados que se hacen pasar por personas. De momento, existen habilidades humanas demasiado complejas para que un robot las imite. 

Explorar esas debilidades es el eje principal de un equipo de investigadores del New Jersey Institute of Technology (NJIT), en Estados Unidos, para lo que ha desarrollado un nuevo método de seguridad en Internet capaz de distinguir al hombre de la máquina. 

El profesor de Ingeniería Eléctrica e Informática Nirwan Ansari y dos de sus antiguos alumnos, Amey Shevtekar y Christopher Neylan, han diseñado la que podría considerarse como la próxima generación de CAPTCHAs. Se denomina así por las siglas en inglés de Prueba de Turing pública y automática para diferenciar máquinas y humanos (Completely Automated Turing Test to tell Computers and Humans Apart), al sistema presente en infinidad de webs que somete al usuario de forma automática a una prueba que, por sus características, sólo puede ser superada con éxito por un humano. 

Normalmente se trata de sencillas combinaciones de números y letras distorsionadas, pero el equipo del NJIT plantea reemplazarlas por animaciones de vídeo. Según explica en un comunicado, el nuevo método, patentadorecientemente, se basa en la capacidad humana para procesar imágenes que aparecen rápidamente en una animación. De hecho, el estándar en cine establece que un espectador es capaz de percibir 24 fotogramas por segundo, ya que el cerebro retiene durante aproximadamente cuatro centésimas de segundo cada imagen. 

A ello se suma la tendencia humana a interpretar los colores de forma diferente, como pasó recientemente con la imagen viral de The dress y el debate sobre si era blanco a azul. Esto se debe a que el cerebro interpreta el color en función de su contexto, como por ejemplo los colores cercanos, la luz o las sombras. En definitiva, otro obstáculo adicional para los ordenadores.



Fuente: Patricia Perez Corrales.
 




^ Subir