Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
21 de mayo de 2018
 
Departamentos
Gestión de Redes y Telecomunicación
Gestión de Desarrollos y Sistemas Tecnológicos
Gestión de Servicios y Soporte Técnico
Gestión y Control de TIC
Más Diticluz
Servicio de internet
Soporte técnico
Proyectos de la dirección
Descargas
Telefonía IP
Contacto
Info Diticluz

images/stories/topes/ditic10.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Investigan a Google, Starbucks y Amazon por maniobras para pagar pocos impuestos PDF Imprimir Correo

 

Tendrán que declarar ante el parlamento británico por aprovechar los fallos del sistema tributario para eludir cargas en "tiempos difíciles" para el Reino Unido.

"En estos tiempos difíciles, cuando decenas de miles de empresas británicas pagan su impuesto básico, no es aceptable descubrir que grandes multinacionales escapan a ella", escribía el martes el ministro de Empresa de Reino Unido, Vince Cable, en el diario The Guardian. Con los británicos haciendo frente a múltiples medidas de austeridad, crece la presión contra grandes multinacionales, como Google o Starbucks, por su costumbre de aprovechar los fallos del sistema tributario para pagar la menor cantidad posible de impuestos.

Directivos de Starbucks, Google y Amazon declararán la próxima semana por este tema ante una comisión parlamentaria de finanzas públicas en Reino Unido. Google sólo habría pagado 3,4 millones de libras de impuestos sobre sus beneficios en Gran Bretaña en 2011, a pesar de ingresos de 2.500 millones de libras, mientras que Starbucks no pagó nada sobre casi 400 millones de libras. La empresa del buscador aseguró "estar en conformidad con todas las normas fiscales" y "dar una contribucións importante a la economía británica a través de los impuestos locales, las cargas sociales y los impuestos sobre los beneficios". Starbucks se defendió con el argumento de que en los últimos tres años pagó más de 160 millones de libras de impuestos y cargas.

Según el diario británico The Times, los grupos extranjeros que operan en el Reino Unido deberían un total de 5.500 millones de libras (8.800 millones de dólares) al fisco británico. En las últimas semanas, la prensa publicó revelaciones sobre los grandes grupos extranjeros que, pese a los miles de millones de libras facturados en el país, pagan poco o incluso ningún impuesto sobre los beneficios, gracias a artimañas contables como el pago de 'royalties' por el uso de la marca o la transferencia de ingresos hacia una jurisdicción más favorable. 

El ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, junto con su homólogo alemán Wolfgang Schauble, instó al G20 a reforzar la cooperación en materia de imposición de multinacionales. Cambios en las prácticas comerciales, como el desarrollo del comercio electrónico, permiten a algunas empresas "escapar" al gravamen de sus beneficios en las jurisdicciones en las que estos se generan", indicaron en un comunicado conjunto. "Queremos impuestos competitivos que muestren que el Reino Unido está abierto a los negocios y que atraigan a las multinacionales a invertir y crear empleo en nuestro país, pero queremos también que las multinacionales paguen esos impuestos (...) La mejor manera de lograrlo pasa por una acción internacional", publicó Osborne.

La optimización fiscal practicada por los grandes grupos para reducir sus impuestos no es ilegal pero no impide que provoque enojo cuando los británicos hacen frente a un duro plan de ajuste gubernamental. "Hay una gran frustración por parte de los ciudadanos y de la pequeña empresa que se sienten acosados (...) cuando si eres una gran corporación te pueden invitar a tomar café en Hacienda", ironizó el lunes la diputada laborista Margaret Hodge durante una comparecencia de la máxima responsable del fisco, Lin Homer, ante la comisión parlamentaria de finanzas públicas.

El caso Apple

La empresa de tecnología Apple pagó este año menos del 2% de sus beneficios en concepto de impuestos fuera de los Estados Unidos, según los informes entregados por la empresa a los reguladores estadounidenses. El porcentaje pagado por la estadounidense es más bajo que el 2,5% pagado el año anterior. La menor porción de impuestos coincide con un incremento constante de los beneficios de la empresa. En el año fiscal recién cerrado, la empresa registró un beneficio neto de 11.600 millones de dólares, en el primer trimestre; y en el año fiscal cerró con 41.733 millones de dólares. Entre esas fechas la firma lanzó el ipad3, el iPhone5 y recientemente el mini iPad.

Muchas compañías estadounidenses canalizan gran parte de su negocio europeo a través de filiales en países que tienen menores impuestos de sociedad. También se pagan impuestos corporativos oficiales muy por debajo de las tasas que les corresponden mediante el uso de paraísos fiscales.

 

 




^ Subir